Reírse de uno mismo

Santo Tomás Moro era conocido por su buen humor. Una de sus frases famosas es: “felices los que saben reírse de sí mismos, porque nunca terminarán de divertirse”. Las mejores personas que conozco tienen esa característica en ...

Defectos propios

Nada deja más al descubierto la grandeza y sinceridad de una persona que la forma en la que enfrenta sus propios errores, defectos y fracasos. No es común encontrar alguien que desee descubrir sus propias fallas y menos aún ...

Doce pasos para vencer cualquier vicio

Hace años, cuando vi por primera vez estos doce pasos de los Alcohólicos Anónimos, me llamó la atención su utilidad para vencer cualquier vicio. Si quitamos la palabra alcohol y la sustituimos por gula, pereza, lujuria, envidia, ira etc, ...

El valor de los defectos ajenos

Escribo estas reflexiones en un avión rumbo a Madrid, para participar en la beatificación de Mons. Álvaro del Portillo. Después de haber estado leyendo y meditando el libro preparado a propósito para la ceremonia con un perfil biográfico y ...

Vivimos en una sociedad intolerante

Dionisio I de Siracusa se tenía, entre otras cosas, por excelente poeta, cosa que suele ocurrir a no pocos mortales. En cierta ocasión quiso leer sus versos a un auténtico poeta llamado Filoxeno. No acabó de gustar al ...

La dulzura de la mansedumbre

En una ocasión publicaron contra San Francisco de Sales unas sátiras muy ofensivas despreciadas por todo el mundo, conocedores de la vida virtuosa del santo. Su autor, un noble de vida muy desarreglada,  viendo la perdida del tiempo terminó enviando algunas ...

Diamantes de papel

A la entrada de la cocina estaban echados los perros. Juan mató un ternero y echó las vísceras al patio. Los perros las cogieron, se las comieron y dijeron:

-es un buen cocinero, cocina bien.

Poco tiempo después Juan ...