Sobre el miedo y las mentiras