Puede resumirse en una palabra: cariño