Los cuidados paliativos defienden la autonomía de la persona