La sensibilidad de la conciencia