La luminosa sinceridad

Artículo sobre el valor de la sinceridad

Bernard Shaw le dijo de improviso a una señora joven que le acompañaba en una reunión de sociedad:

-¡Qué hermosa es usted!

La dama, desdeñosa, le contestó:

-Lástima que no pueda yo decir otro tanto ...