Carta a los diputados del Congreso Nacional de Honduras